5 claves para un liderazgo más “ecológico”


Hablar sobre liderazgo hoy en día es trending-topic, no me cabe duda. Sin embargo, voy a intentar hacerme un hueco aportándote cinco claves algo diferentes que te pueden ayudar a gestionar una entidad de una forma mucho más ecológica y mucho más centrada en las relaciones entre los grupos humanos y sus entornos:

  • No gestiones la organización contra tu cuenta de explotación, es lo fácil

Liderar una organización es mucho más complejo que gestionarla para cuadrar los ingresos y los gastos. Tu cuenta de pérdidas y ganancias debe ser un medio, no un objetivo en sí mismo. De igual forma que tod@s l@s “empresari@s” que gestionan las economías domésticas de sus hogares, lo hacen sobre todo con la vista puesta en su patrimonio intangible (familia), en las empresas la satisfacción y el desarrollo de las personas deben ser la primera auditoría a la que debamos someter nuestra cuenta de pérdidas y ganancias. De lo contrario, estaremos pervirtiendo nuestras políticas de RRHH y “justificando” estas en aras de la viabilidad de la organización.

  • No escuches lo que dicen, no es lo más importante

Si tu liderazgo, tu forma de enfrentar las situaciones, gestionar proyectos, tomar decisiones, etc. se apoya principalmente en lo que se dice, en los argumentos, puede que estés  gestionando bien la entidad (lo cuál no es poco). Sin embargo, para ello no se requiere de grandes líderes, se requiere simplemente de personas que sepan aglutinar esos argumentos. Los grandes líderes aparcan lo que se dice, y  guían las  entidades apoyándose en lo oculto, en lo que hay detrás de lo que se dice  (intereses,inquietudes, emociones…) y en lo que no se dice ( los tan potentes silencios). Si manejas todos estos elementos, será entonces cuando estés llevando verdaderamente el timón de la organización y con la fuerza de arrastre adecuada.

images

  • La distancia más corta no es la línea recta

A la hora de trazar el camino para enfrentar una situación o sacar adelante un proyecto, el buen líder debe desarrollar una visión periférica que le permita, desviándose de la línea recta, recoger e integrar todas las variables o actores que influyen en ese reto (sin ánimo de entrar en enfoques sistémicos que requieren de otros abordajes y son  útiles para dar respuestas a escenarios más complejos con múltiples aristas).

En muchas ocasiones nos cuesta visualizar a las personas y a sus diferentes intereses que convergen alrededor de los proyectos y, equivocadamente, trazamos los caminos a recorrer sin tenerlas en cuenta todo lo que deberíamos. A veces, el vínculo o el interés que tenemos en ciertas personas podrá desviarnos del objetivo inicialmente trazado en nuestro proyecto, o ,incluso,  subordinar este a otro objetivo más prioritario vinculado a las personas. Y, creedme, los objetivos que nos marquemos con las personas suelen tener a la larga un impacto mucho mayor en la organización.

  • El saber ocupa lugar ¡y mucho!. Selecciona lo que quieres saber.

La neurociencia nos ha aportado una nueva clave. El cerebro no tiene una capacidad ilimitada para almacenar información. Además, el acceder a esta información nos demanda un coste importante en cuanto a energía y tiempo tanto para ti como para las personas de las que quieres recoger la información.

images (1)

Por lo tanto, más allá de discusiones estériles sobre los umbrales idóneos de delegación y autonomía que un líder debe tener para/con su equipo, sé inteligente: filtra, selecciona, céntrate y actúa sobre aquella información clave sobre la que descansa el éxito de la organización, olvidándote de todo lo demás. Para ello, tendrás que desarrollar esta vez una visión piramidal, de arriba a abajo, centrándote en la cúspide de la pirámide  (los nuevos modelos de gestión nos dan herramientas y claves para ello).

  • No recurras a las “luces de avería”.  TÚ no.

Cuando tenemos la mala fortuna de conducir por ciudad nos encontramos algunos conductores que acuden al comodín de las luces de avería para justificar cualquier maniobra y entorpecer el tráfico a los demás. Las normas de circulación parecen ser diferentes para ellos.

De igual forma, en algunas empresas las personas líderes entienden que hay normas de funcionamiento, de coordinación o relación entre las personas que, aún siendo básicas, son ajenas a ellas. Llegar tarde, no cumplir con plazos, ausentarte de reuniones o distraerte en ellas con otras tareas, permitirte la licencia de no ser tan cuidadoso en tus formas, etc. podrían ser algunos ejemplos de transgresión de estas normas. No banalices este tipo de “DETALLES” (con mayúsculas) ya que lanzan mensajes contundentes, marcan distancias y contradicen cualquier discurso o declaración de intenciones sobre “nuevos” liderazgos que quieras promover en la empresa y que tengan que ver con liderazgos más “humanos”, más horizontales, más al servicio de las personas.

Si tienes en cuenta estas 5 claves, sin duda estarás marcando importantes diferencias con respecto a muchos de los liderazgos que se estilan hoy en día, tendrás un impacto mucho más significativo en la organización, y, sobre todo, serás infinitamente más ecológico. Ya me irás contando…..

Licencia de Creative CommonsVer mi perfil en LinkedIn

Anuncios

2 Comentarios

  1. Gracias Álvaro. Me alegro que te identifiques con el artículo. No me veo ahí ni mucho menos , se nota que me ves con buenos ojos. De todas formas, el que tú consideres que me acerqué algo a este modelo de liderazgo es todo un halago. Mil gracias !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s